Notas

El Dobok de Taekwon-do ITF

Dobok Taekwon-do

Del muro de TaeKwon-Do I.T.F.

“El color blanco del Dobok simboliza el Universo y su inmensurable pureza, el color blanco, es la esencia del universo en las creencias coreanas. Así también es el caso del cinturón; que más que darnos una unificación, involucra la parte psicofísica de un auto conocimiento del ser interno, y poder llevar a ese ser a un verdadero estilo de vida.
En cuanto a los ribetes que llevan las categorías de Cinturones Negros, podemos decir que se debe a una antigua tradición coreana, la cual consistía en ir agregando ribetes en sus ropas a medida que la importancia del individuo dentro de la sociedad incrementaba, y con ella también aumentaba la responsabilidad para con el pueblo. Dentro del Taekwondo, se considera a los Cinturones Negros, como practicantes con mas responsabilidad por sobre el resto, en su deber de educar y formar personas, para buscar un mundo mejor y más pacifico.

Debido a todo este significado filosófico del Dobok, es necesario que todos los practicantes de Tae Kwon Do de todos los grados y niveles, tomen conciencia del cuidado que deben al uso del uniforme, a la limpieza que deben tener con el, al doblarlo al usarlo, al lavarlo. Entre mayor sea el respeto que sienten y manifiestan
todos los practicantes hacia su uniforme también se acrecentará el respeto que se tienen a sí mismos.
Se hace indispensable entonces asistir a cada clase con el Dobok limpio, planchado y debidamente doblado, los alumnos más avanzados deben ser un ejemplo en este aspecto, y sobre todos los Cinturones Negros deberán representar ese honor y esa dignidad, por lo que aparte para este grado tan especial, se hace
indispensable cuidar su Cinturon, que como ya explicamos es lo que lo representa como persona digna y con honor.
Es muy importante lavar el Dobok después de cada práctica, porque ahí ira representada la imagen y la presencia del estudiante, y sobre todo la limpieza y el cuidado que tiene para si y para lo que lo rodea, es decir demuestra su propia personalidad.

Nuestro Dobok merece un trato especial, un cariño especial, ya que como les comento, es nuestro compañero en este viaje por el sendero de autorrealización dentro del Tae Kwon Do, es el que nos acompaña en nuestras aventuras y desventuras, en nuestros triunfos y derrotas, es el que guarda el recuerdo del sacrificio, del esfuerzo, del sudor y en ocasiones de la sangre que derramamos en nuestras practicas diarias que se multiplican por los años de entrenamiento.

El Dobok es un elemento indispensable que nos acompaña en un sendero de evolución como es el Tae Kwon Do.”